mercredi, janvier 25, 2012

¿A quién le gusta que le muevan el tapete?

A mí en lo particular no.

Claro que en el Ridiculum vitae uno siempre pone, por convención y ganas de que le den a uno el trabajo, que está uno abierto a los cambios, que se adapta uno fácilmente a nuevas situaciones, que le gusta a uno trabajar en equipo y otra serie de mamadas.

La realidad es que no nos gustan los cambios y casi nadie sabe trabajar en equipo, al menos en el medio en que me desenvuelvo. Todos quieren ser jefes o líderes, no trabajar y que los demás se chinguen. Ah, eso sí, el jefe está bien atento a que alguien la cague con el trabajo para cagotearlo por haberse atrevido a expresar nuevos puntos de vista, ideas o simplemente tratar de llevar a buen término la tarea encomendada.

En mi trabajo tenemos un jefe o líder (sic) que está pero bien pendejo, yo creo más que el fox, pero que siempre está amenazando con que nos va a correr a todos, jajaja. Si la vida es justa un día se le va a caer su teatrito, pero como todos sabemos que la vida es injusta, lo más probable es que llegue a ser presidente de la república o al menos gran jefe en alguna transnacional como Caca-Cola.

Tengo ya algunos meses esperando que me cambien de oficina, y ustedes pensarán: "seguramente el pinche puto del pexipato ya tomó providencias y sacó sus efectos personales, arregló su archivo muerto y vivo, y borró el porno de su computadora". ¿Y qué creen? que no, jaja. Sigo teniendo el mismo pinche desmadre o peor. Después de todo en las Academias Vázquez no me dieron cursos de archivado o gatigrafía. El día que me pidan la oficina, va a arder Troya, es un soberano y monumental desmother. Lo de menos sería llevarme tanto pinche archivo y documento a la casa. Pero todo aquel que se haya casado alguna vez sabrá sin temor a equivocarme, que las pinches viejas se las ingenian para tirarnos todas nuestras cosas. No puede uno tener su desmadre a gusto en su propia casa, sin que vengan y un día que no estemos, nos tiren todo a la gaver. Yo creo por eso hay tanto gay, no por el cariño y gusto a la gaver, jaja, sino porque la verdad encamiona que todo te lo tiren. Eso sí, tú no les puedes tirar sus pinches revistas, trastes o muñequitos que atesoran por toda la casa, sin que te la armen de jamón, te dejen sin comer o no te laven tu ropa. Que te dejen sin sexo tiene solución. Desde que inventaron el hamster el único problema es que el puto del tribilín a la tercera zangoloteada diaria se niega a cooperar, jajaja.

2 commentaires:

W a dit…

Jajajajajajaja

En lugar de estar papaloteando ya ponte a limpiar tu "mess" ... no vaya a ser que un día te brinque una rata desde tus archivos...

Y ni te quejes de nosotras... apoyo a la pexipata en eso de "viajar ligero"... estoy 100% segura que todos esos archivos NUNCA los vas a abrir... así que mejor a la basura...

jess a dit…

Jejejeje....

El día que yo me case, lo único que le pediré al susodicho será que cada quien tenga su propio baño....

Cuando Fmi está de vacaciones en casa, él y yo compartimos baño, y neta, NO SOPORTO su desmadre.... y eso que Fmi es el amor de mis amores, pero neta, no soporto ver ropa, agua (Agua????!!!), pelos, jabón, peines y fragancias por doquier... buaj, buaj!!!!!


Besos virtuales!!!!
Muuuuaaaaaaccccccckkkkkkkkk!!!!