lundi, décembre 21, 2009

Les choses de la vie

Uno quisiera que hubiera hilos conductores. Hilos que se entrelazan. Que tuviera sentido la vida.

Buscando el título de este post y después de haber leído esta noticia acerca de Brittany Murphy, quien ha muerto a la temprana edad de 32 años, pensé: son cosas de la vida.

No puedo decir que yo haya sido fan de Brittany. Simplemente hace poco conseguí la película (la cual empecé a ver, pero no la terminé) de "Uptown Girls (Niñera a la fuerza, Pequeñas grandes amigas)" en donde hace pareja con Dakota Fanning.

Aquí unas fotos de Brittany. Se me hacía una chica muy dulce, muy tierna.

¿Cosas de la vida? Les choses de la vie. Inmediatamente busqué en Google. Casi siempre hay algo relacionado. En efecto. Una película francesa de Claude Sautet.

¿Con qué actores y actrices?

Pequeño shock. Con Romy Schneider. Uno de mis grandes "amores" del cine.

Fallecida trágicamente a los 42 años. Chaque fois que je relis sa biographie, je sens des larmes effleurer mes yeux.

Elle est inhumée le 2 juin 1982 au cimetière de Boissy-sans-Avoir, auprès de son fils. À celle dont il dit qu'elle est le plus grand amour de sa vie, Alain Delon, présent, écrit sur un bout de papier : « Tu n'as jamais été aussi belle. Tu vois, j'ai appris quelques mots d'allemand pour toi : Ich liebe dich, meine Liebe. » (« Je t'aime, mon amour »).

Cosas de la vida.

3 commentaires:

jess a dit…

El ángel de la muerte aparece en todas partes... en las personas más inimaginables, a las edades más irónicas.... con o sin sueños truncados de por medio... simplemente llega, aletea y nos sumergimos en un sueño profundo... esperando una segunda oportunidad para finiquitar lo que dejamos inconcluso, o simplemente para.... sabe Dios que hagan las almas que se marchan satisfechas de aquí.

Besos virtuales!!!
Muuuaaaaccckkkk!

W a dit…

Sip... cosas de la (pinche) vida...

marichuy a dit…

Tu primer amor de juventud, la bellísima Romy y el no menos bello Alain Delon, debieron ser la pareja más hermosa de su tiempo.

En cuanto a la niña gringa fallecida; qué pena... Lo dicho, hay que vivir porque la vida es ahora... al rato quién sabe.

Saludos