mardi, avril 16, 2013

Pablito clavó un clavito (repítalo rápidamente 10 veces seguidas)

O de como te clavan, clavas a alguien o te clavas en algo.




Y es que últimamente he andado clavado con unas nylon. Con tan mala suerte que me dejan plantado, no me responden las llamadas o los mensajes, he gastado de más (en obsequios) y al final nada. No me dan las nylon tan frecuentemente como yo quisiera, es decir, di harina.

Ok, es mucho pedir, pero ¿una vez a la quincena no lo es tanto, verdad?

¿Una vez cada seis meses? ¿verdad que me paso de epndejo?

Solución: un clavo saca a otro clavo.

Y entonces me obsesiono con el blog de www.elpesonuestro.com

Ok, a mis años ya no voy a ser millonario, salvo que me infecten de gonorrea y tengan que aplicarme millones de unidades de penicilina.

Ya no voy a ser millonario, pero de perdida tendría que tener mi fondo para emergencias, que no lo tengo.

En esta quincena ya aparté 1000 pesos. ¿Lograré conservarlos de aquí a un mes? that's the question. Para el otro mes ¿lograré apartar otros 1000 pesos? that's the second question.

Carajo, que difícil es ahorrar. Todo se te antoja. Te quema las manos el dinero.

Como bien dice Isela: tengo el síndrome del sueldo menstrual. Llega una vez al mes (bueno, dos, me pagan por quincena) y me dura tres días. Todo se me va en pagar deudas.

1 commentaire:

Chica Canibal a dit…

No les des regalos, ya vas a ver cómo funciona.