vendredi, août 14, 2009

Irracionalidades

O de las implicaciones y consecuencias de comerse un pollito en tiempo de crisis.

Todos tenemos nuestro lado racional y a veces en mayor medida nuestro lado irracional. Todos nos consideramos inteligentes, de tal modo que no entendemos cuando asoma nuestra pendejez y no logramos hacer nada para evitarla.

Algo irracional sería por ejemplo, renunciar a un trabajo en estos tiempos que corren, sin tener la seguridad de haber apalabrado (por lo menos) algún otro. O "enamorarse" de alguna dama de la vida galante y dejar atrás todo lo que nos proporciona cierto grado de confort y seguridad.

Hay irracionalidades menos extremas, que sin embargo continúan siendo eso. Opuesto a la razón.

Uno las expresa a través de un post en el blog, como tratando de convencernos de no hacer algo que deseamos, pero que sabemos provoca un perjuicio a nuestra razón o a nuestro bolsillo.

Así, la semana pasada comí pollito, esta semana volví a comer pollito, y este fin de semana quiero volver a comer pollito. Esto no tendría nada de particular, sino fuese porque el pollito que pretendo comerme el fin de semana representa un boquete (ya) en mis finanzas personales de unos 800-1000 pesillos.

La razón me implora que tome yo ese dinero y se lo meta antes que otra cosa suceda por el fondillo a un cochinito (nótese que para el DRAE tiene el mismo significado fondillo que fundillo). Si no hay un cochinito a la mano, podría hacer uso de cualquier alcancía o meterlo debajo del colchón. Pero mi lado irracional me domina en estos casos. Por más que trato de hacerle entender que tengo que comprar útiles y libros escolares, pagar tarjetas de crédito o simplemente ahorrar, la líbido se apodera de mis neuronas.

A veces pienso que con todo lo que he dispendiado en estos años, ya me hubiera comprado un depa de interés social, o me hubiera ido a Cuba a conocer a alguna jinetera (uppss, no les digo, la líbido me controla, jaja).

En fin, el lunes tal vez pudiera contarles quién dominó, si la razón o la sinrazón. La neurona o el Tribi.

P.D. Camino al trabajo, veo un carambolazo de unos 6-8 autos. No dejo de pensar que si hubiese pasado por ahí unos 20 minutos antes, tal vez estaría con el auto desmadrado y otro boquete en el bolsillo.

Llegando al trabajo me cruzo con una fémina grandota, morena, piernudota. No dejo de pensar que si me hubiese hecho caso a mi mirada libidinosa, tendría también otro boquete financiero (por aquello de invitarla a comer, agasajarla, adularla y todo lo que termine en -arla).

8 commentaires:

jess a dit…

Cato decía que todo humano que no es capaz de controlar sus pensamientos, no es digno de ser llamado como tal.

... A mí me ayuda en gran manera, que mi temperatura corporal siempre es como bien equis y sólo pide atención una vez cada dos meses.

"Me nace del corazón... y el corazón me domina" ... diría el Recodo.
Lindo finde!

Besos virtuales!
Muuuuuuuaaaaacccccckkkkkk!!!

pez a dit…

cuando dices Cato, ¿te refieres a Catón?

jess a dit…

Jajajajaja!!

No!!!

jajajaja ora sí me hiciste reír...

Supongo que Cato fue algún filósofo griego, porque lo citan con dicha frase en el libro "Roma en Llamas" escrito por Paul L. Maier.

Aunque... me quedo con Catón... buenísimo caray! Buenísimo! ¿Sigue publicando todavía? Mi papufo siempre me traía la página del periódico respectiva.

Besos virtuales!
Muuuuaaaacccckkkkkkkk!!!

pez a dit…

no me inquietes, Jess, jeje

yo me refería al político romano, aunque no sé bien si sea Catón el Viejo o Catón el Joven

no me refería al periodista mexicano

aunque no he encontrado la frase que citas en internet, ni conozco el libro tampoco

no obstante, lo buscaré, buen fin de

MIN... a dit…

Llamame tacaña o lo que quieras pero cuando sé que no debo soltar el dinero sólo mjuerta me lo arrebatas. Y la neta mira que yo soy de las niñas concientes, no me gusta que me inviten a cenar ni a salir al cine o x cosa si solo quieren sexo , me gusta que me lo digan directo y sin rodeos, asi me evitan pensar en ellos de otra manera que como alguien dispuesto a satisfacer una necesidad...

Mafalda a dit…

...


Hola chamacón.

¿Desde simpre has sido así de calentureitor?

Digo, que barbaridad.

De nada servirá decirte que ahorres la lana, de todas maneras terminarás siendo irracional.

Eso es lo malo de ser tan hermosas, enloquecemos a los tribilines des-racionalizados y de paso a sus tontos dueños jejeje...

Besillos para ti mi Pez...

Mafalda

W a dit…

Para mí.... "comerme un pollito"... tiene otra connotación (nada sexosa)... en fin...

Cada quién se come un pollito como mejor le parezca...

jajaja

pez a dit…

pues tiene razón W, tiene varias acepciones eso de "comerse un pollito".

http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=746892

sin embargo, encuentro totalmente absurdo que si quisiera aventar un escupitajo, lo anunciara y peor aún, me costara una milanesa, je