mardi, mars 16, 2010

De Amperes (o Amperios)

Un amperio de corriente (I) es igual al flujo de un culombio de carga (Q) por un segundo de tiempo (t).

Dos cosas me impactaron más de Guanajuato capital. La primera es esa sensación ya (casi) perdida en el Distrito Federal, de poder caminar por sus calles sin preocupaciones. Cualquier amante del deporte extremo en el DF no tiene más que ir a la zona de la Merced, en busca de suripantas, para experimentar esa sensación de peligro de no saber si te encontrarás con un chinero, una rata de dos patas o un policía extorsionador. Que para el caso los tres son sinónimos.

Derivada de la primera sensación, de caminar sin preocupaciones de ninguna índole, es la de pasear a las doce de la noche, al menos por el centro (ignoro si pueda uno hacer lo mismo en horas de la madrugada o en colonias más alejadas) sin pensar en la posibilidad de que te metan un susto u otra cosa peor (un cuchillo o una pistola en las costillas. No sean golosos tampoco).

Bueno, esa sensación de paz y tranquilidad es inigualable e inenarrable en Guanajuato capital. El pexipatito quería meterse a caminar por las calles subterráneas, pero el valor de Canuto no daba para tanto. Después de todo andar en las calles con la cámara digital, credencial del IFE, licencia de conducir, llaves del auto, dos TC's, una TD, y algunos panchólares en el bolsillo, es algo que requiere de valor, al menos en el DF, jaja.

La otra cosa que me impactó (más) fue la de estar un sábado por la noche en el Jardín de la Unión, enfrente del Teatro Juárez. Ahorita les explico el por qué. Solo abro un pequeño paréntesis

(en una esquina del Jardín, enfrente del Teatro Juárez, se encuentra el Restaurante Casa Valadez, en el cual la verdad es que se desayuna rico, y tal vez se coma y se cene rico, pero esto último ya no tuvimos tiempo de hacerlo. Además la vajilla utilizada es hermosa y los baños son sui géneris. Bueno, el caso es que encontré esta nota la cual afirma que:

Como una medida provisional y a fin de atraer al turismo, el alcalde Nicéforo Guerrero Reynoso permitió a Jesús Valadez Sainz, propietario del Restaurante Casa Valadez que ocupe 54 metros cuadrados del Jardín Unión a fin de que sobre esta superficie coloque 6 mesas y sillas para el servicio de comensales.

el permiso será sólo durante los 19 días que dura el Festival Internacional Cervantino (FIC).

"Yo tengo las mesas hasta el día dos de noviembre, el día tres ya no hay nada" [lo bueno es que no especificó de que año, jaja, ya que al menos hasta ayer las mesas seguían ahí]

[y la cereza del pastel]:

el empresario guanajuatense confirmó que la idea es obtener un permiso definitivo, para lo cual, comenzará con el trámite legal correspondiente y que en ello nada tendría que ver su esposa, la regidora Karen Burstein.

O sea que en todos lados se cuecen habas, jeje. Posiblemente el presidente municipal y los regidores sean perredistas o petistas, puesto que ya sabemos que sus homólogos priistas o panistas son tan blancos, claros e impolutos, como la brea o el chapopote.

Cierro paréntesis).

Bueno, aquí la GRAN recomendación:

NO VAYAN A GUANAJUATO CAPITAL, no se los recomiendo.



O al menos NO vayan con sus esposas e hijos, jaja.

O si es que llegan a ir con ellos, NO vayan al Jardín Unión un sábado por la noche.

Y no es porque se les aparezcan ahí las momias o La Llorona.

No, no, no, no. No manchen, ese jardín debe de ser renombrado como Jardín Ampere. Y no tanto por el matemático y físico francés, sino a causa del extraño fenómeno de que pasa por ahí un Culón por segundo. Cada cola, nacionales e importadas. Jóvenes, no tan jóvenes y maduras. Mexicanas, gringas, francesas, coreanas, japonesas, de tocho morocho.

De tanto ver, al pexipato le bailaban los ojos, la camisa húmeda de tanta baba.

Además como buen fetichista, aparte de la belleza intrínseca de las féminas, los zapatos que portaban eran de lujo. Ya para que le den a uno ganas de besar, lamer o mordisquear los pies que portan tales zapatos, sin ponerse a pensar si el aroma efluvio es de rosas, Chanel 5, o simplemente queso Roquefort, pues es que los zapatos eran bellísimos.

Definitivamente eso de llevar piedras al cerro, es Non Sense.

4 commentaires:

jess a dit…

Guanajuato capital es muy seguro.

La única vez que me asaltaron jaja fue ahí, en el FIC... pero andaba yo en una calle oscura, y.... logré rescatar mi celular. Jum!

Perdí mi lana y mi accesorio snif, peeero rescaté mi cel. Jum!

La casa Valadez te vende una buena vista y piano en vivo por las noches, pero por el mismo precio comes mejor en otros lados.

Y.... mujeres entaconadas?!?!?! bueno, yo las he visto de vez en vez, mis respetos de verdad.... Eso es algo que yo nunca he podido hacer a cabalidad en esa hermosísima ciudad.

A los cinco pasos, me ando cayendo. snif....

Yeap, como Guanajuato no hay dos.

Las mujeres más hermosas cof cof cof somos de ese Estado :P

.... mínimo las mujeres transeúntes jajajaja!

Besos virtuales!
Muuuuuaaaaaaccccccccckkkkkk!!

ándale Simbad, aporta tu valioso comentario del "Café" "Valdez". :P

W a dit…

Ahhh entonces fuiste a visitar a mis congéneres...... las momias...

jajajaja

Simbad de la Porra a dit…

uy, uy, uy, El Pescado y la salamanqueña son novios y se quedan de ver enfrente del cafe valdez.

mmhhh.

Jess "la Alex Forrest" Rabbit me sigue acosando.

Auxilio!!!!!

jess a dit…

Si no puedes, no repartas.

Esos del Norti nomás alardean de que son bien machines y a la hora de la hora, que siempre no... mmmmmm......

Por eso mil veces los capitalinos.

No confundas niño, yo sólo acoso a los bien hombres. ;)

jajaja... zopenco!