mardi, mai 01, 2012

¿Recordar es volver a vivir?

Pues creo que sí. Ahora que estoy triste porque no sé si se murió el blog de la W, visité entradas antiguas como aquella del lunes 28 de noviembre de 2005, en donde W explica las razones de bautizarme con un nick(name) tan elegante que seguramente pasará a los anales (y rectales) de la historia moderna de México.

Recordé que tengo que registrar el nombre de Chocopex: bebida láctea con sabor a chocolate aderezada generosamente con sildenafil, para deleite de las féminas (no el Chocopex sino el efecto que causa en los varones varoniles que lo ingieren, un día sí y al otro también).


3 commentaires:

jess a dit…

jajajajaa ya séeee

Elegir el nick name es la cosa más tardada del mundo, pero una vez que lo encuentras (o él te encuentra a ti, sabe) como que ya te crees Batman, con una personalidad distinta íntimamente ligada a la tuya.

Yo sin jess, no puedo vivir.

Wiiiiiiiii!!!


Besos virtuales!!!!!!!!
Muuuuuaaaaaaacccccckkkkkkkk!!!

W a dit…

Mi querido Pescado:

Me tardé un rato pensándolo... si debiera darle delete o no a ese blog tan querido y tan antiguo...

Y después de horas sólo moví mi dedo hacia el teclado...

Ya no tenía caso continuar... y las más de las veces nada que decir...

Si algún día decido volver a escribir serás el primero en enterarte...

Siempre te leo y te leeré... tú sabes dónde estoy...

Besos Pescadito

Simbad de la Porra a dit…

Un blog podrá abandonarse, pero nunca borrararse. Eso es respeto a quien una vez te leyó.

Quememos los libros! A la hoguera