lundi, août 23, 2010

Del peligro de quedarnos sin huevos

Ante los pocos huevos que muestran nuestros vecinos del norte, más valdría que alguna de nuestras autoridades (Sagarpa, Gobernación, o eclesiásticas) se pronunciaran a favor o en contra de tener huevos o deshacerse de ellos.

Yo por mientras compré una buena cantidad el fin de semana en el super. Ya ven que les dije el viernes: Me he de comer esa polla, aunque me duela la mano. Upps, creo que la canción original era acerca de comerse una tuna.

En fin, por vía de mientras dejaré de comer huevos Bachoco (sonorenses) y compraré los que se producen en Puebla.

Pero insisto, urge que alguien nos diga si nos ahuevamos o si seguimos faltos de huevos en este país.

Quod dixi dixi

2 commentaires:

jess a dit…

No hay como tener uno sus propias gallinas.

La neta ni le invierte uno mucho.

Lo único es que a la primera que haya rayos de sol, innnngue su..... a cacarear se ha dicho!!

Besos virtuales!
Muuuuaaaaccccckkkkkk!!!

Amorphis a dit…

Ah bueno, los huevos de Puebla si son buenos!