vendredi, août 13, 2010

Ojo, Mucho Ojo

Con las pics. Sobretodo con aquellas pics que nos tomamos en la intimidad de la habitación torturando al tribilín o haciendo ejercicio, como lagartijas, o con nuestra pareja en el más puro estilo del Lone Ranger, y que luego posteamos o subimos a la red.

Resulta ser que:

When Adam Savage, host of the popular science program “MythBusters,” posted a picture on Twitter of his automobile parked in front of his house, he let his fans know much more than that he drove a Toyota Land Cruiser.

Embedded in the image was a geotag, a bit of data providing the longitude and latitude of where the photo was taken. Hence, he revealed exactly where he lived. And since the accompanying text was “Now it’s off to work,” potential thieves knew he would not be at home.

Chin, ahora que recuerdo yo "subí" unas fotos estando en Cuernavaca. Carajo!!! ya ni privacidad hay en internet.

O sea que está uno jodido. La ventaja (o el consuelo de tontos) es que esta vez, estamos todos jodidos, los gringos, los europeos, los latinos, etc. todos aquellos que tomamos fotos con celulares, videocámaras o cámaras digitales, en nuestra casa, en casa de nuestros amigos, y que luego subimos a la red, diciendo: "Ojo, en este momento no estoy en casa", jajajaja.

Quod dixi dixi



3 commentaires:

jess a dit…

Mmmm pues entons lo mejor será no tomar fotos nunca.

Muerto el perro.....

Besos virtuales!
Muuuuuaaaacccccckkkkkk!!!

Amorphis a dit…

Regresaré al formato de rollo, de esas que se revelan y las pondré en el albúm de mi abuelita.

Pos ya que.

NTQVCA a dit…

¡Dimelo a mí! hace unos meses entró al lugar donde trabajo "alguien" que me comentaba en el blog, reconocí su rostro porque pone tiene una foto en su blog, pero cuando entró sinceramente me sorprendío y hasta me asustó y por mi mente pasarón mil ideas de el porque estaba ahí parada enfrente de mí, después del shock me dijo que me había buscado por itnernet, había descubierto donde trabajaba y que ya había venido varias veces pero que al final se había decidido a entrar porque ya se sentía mal de estarme viendo desde afuera. Por más que lo intente no pude tratarla bien, por cierto, ya no me comenta.