jeudi, août 05, 2010

PPP

No, en esta ocasión PPP no significa pinche puto del pexipato. Significa "Puro Pinche Pretexto".

¿Por qué estoy rascándome (discretamente) en este momento y en la oficina un huevo?

1.- Lo más obvio, siendo una parte tan sensible, es porque tengo comezón.
2.- Porque no tengo nada que hacer.
3.- Porque siento bonito. Por eso imagino nos gusta rascarnos.
4.- Porque me da la gana. Después de todo en mi contrato laboral no se especifica la prohibición expresa de rascarse los huevos.

Entro a un blog al cual nunca había entrado y leo algo así como: "en este blog no ponemos acentos" y en seguida le echan la culpa al viejo teclado de la computadora o laptop. Por un momento pensé que la blogger viviría en Cuba, ya ven por eso del bloqueo económico- comercial impuesto por los gringos. Luego voy a su perfil y la blogger ha viajado por diferentes partes del mundo (upppsss, ¿dije LA blogger? jajaja, no, quise decir el/la blogger). Que alguien me explique como es que hay billullis para pasear y no para comprar un nuevo teclado de 150 pesos. Bueno, supondré que por la misma razón de que yo me gasto 1000 pesos en un brinco y luego ando comiendo tacos de perro en una esquina pues no me alcanza para la quincena.

Escucho a uno de los Millonarios, digo Legionarios de Cristo, decir que nunca hubo contabilidad en su empresa, digo en su orden religiosa, hasta el 2006 y que el padre Maciel gastaba a discreción. Que le ordenó comprar un departamento (me imagino de interés social) allá en Madrid para su concubina (de Maciel) y que le depositaba a Maciel cada mes en una cuenta bancaria unos 20 mil dólares (pues sí, los cigarros y los chicles han subido de precio aunque no lo crean). Estoy de acuerdo en que Maciel engañó a tantos y por tanto tiempo (bueno, suena un poco increíble dado que los millonarios son gente preparada, que asiste a formarse en buenas escuelas privadas. Es difícil de creer que no sabían, que no se cuestionaban. Yo debí haber sido padre, dado que siempre me he hecho pato pero ello me causa ello conflictos de conciencia. Si hubiese sido padre, estaría rascándome un huevo esperando que llegara la hora de dar misa, de recoger limosnas, de echarme un palestino, y sin ningún conflicto emocional), bueno, decía yo que es posible que Maciel engañara a tantos por tanto tiempo, pero ¿él? ¿él no se pondría a pensar: esto que hago es cosa del abraxas, digo del demonio? ¿Habrá un infierno? o bien de acuerdo a la teoría de cuerdas ¿hay un universo (o muchos) paralelo(s) en donde en este momento Maciel se encuentra pitorreándose de otros muchos incautos e ingenuos?

Recuerdo hace ya muchos años, me metí a tomar un curso de buceo. Háganme el rechingao favor:

1.- No sabía nadar.
2.- Había que cargar en la espalda un tanque de oxígeno o aire de 30 o 50 kilos. Yo que siempre he sido webón para cargar cosas.
3.- Una de las primeras pruebas de aptitud era nadar en el mar abierto unos 100 metros hasta una boya ida y vuelta. Y cargando unas pesas. Según para asegurarse los instructores que no abandonaríamos el pinche tanque en el fondo marino con el pretexto que estaba muy pesado.

Ante tal prueba de hombría, gallardía, arrojo, valentía, el PPP (o séase yo) solo alcanzó a balbucear: "oiga, si se fuese a morir usted mañana ¿estaría usted aquí?". El instructor me miró con cara de: ¿y a este pendejo que bicho le picó? y no me respondió.

Ahh, cabrón pensé, no me respondes, pues no nado, jajajaja.

¿No les digo? PPP.

Quod dixi dixi

1 commentaire:

Simbad de la Porra a dit…

vaya, despues de todo puedes escribir algo entretenido.