vendredi, juillet 10, 2009

Bon Appétit




¿Quién dijo que los italianos no son unos verdaderos gourmets?

Hasta para comerse un mocasín, hay que observar una buena técnica.

Hay que sacarlo con discreción. Observarlo cuidadosamente para ver si tiene buena consistencia, aspecto y textura. Vigilar hacia los lados. No vaya a venir un pinche perro a querer quitárnoslo. Llevarlo delicadamente hacia la boca, e introducirlo en la misma. Con uno o dos sorbos de café, los gourmets expertos dicen que las sensaciones culinarias son indescriptibles.

Ya después si quiere usted, puede besar a una bella modelo, a una sensual prostituta, a la novia o esposa, o hasta al perro.

3 commentaires:

jess a dit…

Y yo precisamente estoy almorzando....

Buaj!!

Besos virtuales!
Muuuaaaaccckkkkk!!

Simbad de la Porra a dit…

yo nunca entendí por que cuando quise enseñarle eso a mi hija....

salí regañado

si hasta los italianos lo hacen ¿que no?

Ro a dit…

seguro le dio un toque especial a ese delicioso café.