vendredi, juillet 17, 2009

Cuando el amor no es suficiente

Si se quedan con cara de What? es culpa de ustedes. Yo por eso estoy yendo a Jarmon Jol, para que no me vean la cara de nahual.

Post dedicado a Andy. Suena como "danzón dedicado a" y se arranca la orquesta con Nereidas.

Investigadores australianos han identificado cuáles son las razones que mantienen a una pareja unida y es algo más que estar enamorados. La edad de la pareja, el número de relaciones previas al matrimonio, si fuman o no (yo añadiría si se echan sus trompetillas o no) son factores que influencían si la pareja durará o no. El estudio abarcó a 2500 parejas del año 2001 al 2007 (no como el otro pinche estudio mugroso que les mencioné un día en donde entrevistaron a 41 cristianos y todos declararon que les gustaba el arroz con popote) para identificar los factores que determinan si las parejas continúan juntas o se mandan a la china uno al otro.

Encontraron que un marido que es 9 años o más viejo que su pareja tiene dos veces más probabilidades de que lo manden al cuerno (o se lo pongan) , lo mismo que los mareados que se casaron antes de los 25 años.

Si tuvieron niños antes de casarse (ya sea con la misma pareja o de otra previa) tendrán mayores posibilidades de mandarse al carajo.

Las mujeres que desean tener niños (más de lo que lo desean sus parejas) son más propensas a divorciarse. Yo en cambio, siempre quise más pexipatitos, pero las correteo y ya que las alcanzo ya se me olvidó para que las andaba yo correteando. Pinche alemán.

Hijos e hijas de padres divorciados, corren la misma suerte, más que los que no lo son.

Los que ya van en la segunda o tercera vuelta (¡¡Golosos!!!) tienen 90% más de probabilidad de divorciarse que los pichones que apenas van en la primera.

Los que tienen problemas monetarios (más los hombres) por culpa de sus mujeres materialistas.

Y aquellos donde uno fuma y el otro no, también se divorcian.

The study was jointly written by Dr Rebecca Kippen and Professor Bruce Chapman from The Australian National University, and Dr Peng Yu from the Department of Families, Housing, Community Services and Indigenous Affairs.

Carajo, haberlo dicho antes. En su casa los conocen a estos señores y señoras doctores y les hablan de tú. Son unos completos desconocidos y yo aquí perdiendo mi tiempo traduciendo.

Como quiera ya me dijeron que ni piense yo en vacas, mientras tenga trabajo pendiente.

4 commentaires:

Ego a dit…

Órale que interesante, y ominoso estudio. Chale

Simbad de la Porra a dit…

chinga.....¿¿y pa que me case por bienes mancomunados??

me lleva!!

AndreaLP a dit…

Jajaja, pues gracias por el post, Peshesito.

Yo sé que el amor nunca es suficiente para que una relación perdure, por mucho que sea. Se necesita elegir bien a la pareja y una dosis enorme de paciencia y empatía para que funcione.

Yo llevo dos relaciones largas (una de 7 años y otra de casi 11 y contando), mis padres son divorciados, tuve muchas más parejas de lo normal, requiero más sexo que mi marido y además soy demandante excesiva de cariño o sea que de acuerdo a las estadísticas me llevará el carajo, jaja. Mientras eso sucede, disfrutaré de la vida en pareja. Capaz que se da cuenta de que le pongo el cuerno y me manda a volar!

Besos.

jess a dit…

Bueno de este tema yo sí no puedo opinar.

Nomás me ausento unos días y mira nomás!!

Post tras post!!

Besos virtuales!
Muuuuaaaccckkkkkkk!!!