mercredi, avril 28, 2010

Películas que Nadie debería Ver

O en todo caso que nadie (en sus cinco sentidos y en país bananero) debería pagar por ver.

Hasta para (re)asignar títulos a las películas aquí en México, enseñamos el código postal. Veo "The Human Contract (2008)" bautizada aquí en Tenochtitlán como "Perversiones". ¿Cómo? ¿O sea? ¿Perversiones? ¿Cuáles? ¿Un trío es una perversión? ¿Andar con una mujer casada lo es? ¿Divorciarse? ¿la Violencia doméstica?

Habría que recorrer mundo y aprender que una perversión es hacerlo con una rinoceronte en celo, o ahorcar al tribilín hasta que se ponga morado antes de un orgasmo. O la pederastia. Esas sí son perversiones y no mamadas.

O a lo mejor porque vieron a Paz Vega medio en cuernavaca, decidieron que era una perversión. Perversión sería tener a Paz Vega en pelotas al lado en la cama y ser Ricky Martin, puto pues.

El caso es que esta película promete, pero durante la trama y al final resulta ser una simple blow-job. Ah, la dirigió Jada Pinkett-Smith, esposa de Will Smith. Les digo que qué injusta es la vida, Will Smith con lo que gana y que no es mal parecido, anda con una enana, flaca y demacrada, pudiendo andar con una Brazilian Big Bubble Butt o en su defecto con una Bouncy Brazilian. Bueno, en el límite con Paz Vega, quien aunque está medio flacucha no canta mal las rancheras y vestida o desvestida con medias y ligueros se antoja matar el oso a puñaladas.

Ahora que si ustedes son obsesivos compulsivos y van y echan una mirada a las palabras clave de la película, encuentran desde Divorcio, Maridos abusivos, Madre (con creencias) religiosa(s), Violencia doméstica, Traumas de la niñez, Amor, Cuarto obscuro, (Un buen) madrazo en la jeta, Gemelos, Dolor, Intento de suicidio, Automutilación, Juegos sexuales, hasta Sexo, etc.

Les digo que son mamones los güeros, el supuesto trauma del galán durante su niñez, lo describen como que llega de la escuela a su casa buscando a su madre y así varias veces durante la película. Uno se imagina (pensando en una perversión) que encontrará a su madre poniéndole con el lechero de nombre Sancho y el papá filmando la escena, o que encontrará al perro familiar lamiendo la dona (fíjense que curiosamente no sale ningún animal en la película, salvo el animal que le propina semejante madrazo en la feis a Paz Vega o el otro animal que abusa de la media hermana, la Jada Pinkett), pero no, el trauma se reduce a que la madre metió la cabeza en el horno pues investigaba a qué huele el gas butano. Hubiera checado en Google que el gas en sí no tiene olor, aunque sí el mercaptano que le adicionan.

El cuarto obscuro que defiende la entrada a capa y espada, uno se imagina que tal vez adentro están los cadáveres de unos muertos, pero no es un simple cuarto de revelado de películas.

Y así, ad infinitum, una soberana y vil mamarrachada de película. Menos mal que no pagué por ir a verla al cine.

Pero si quieren deprimirse pagando 70 pesos la entrada, y con los pinches traumas de Paz Vega y de Jason Clarke, pues allá ustedes, vayan y véanla.

Ah, el asesino para variar es el mayordomo.


Perversión es que te apachurren un huevo cuando estás cogiendo.

Sí, cuando estás cogiendo el sartén por el mango y es el único huevo que queda para desayunar, jaja.

3 commentaires:

Amorphis a dit…

$70 !!! para el cine, que viene en 3D o que? Pues a que cine vas PEx? la neta está muy caro, aquí no pago más de $50 y me quedo con las ganas de las palomitas porque ya no me alcanza, o son palomitas o el boleto de la momia.

Saludos

jess a dit…

Jajaja....

La otra vez Fmi me dijo en qué página podía ver pelis gratis en net.... yo le dije... que no era igual chutársela sentado incómodamente y en el tamaño del monitor que en el cine... o mínimo en la televisión.

Yo paso sin ver.

Fina y jodida, dice mi mamufa.

Ahhhhh y jajaja coincido en que las traducciones son lo que le siguen a chafísimas!! Inclusive para los subtítulos son chafísimas!!!

Qué se le hará.

Besos virtuales!
Muuuuaaaaaccccccccckkkkkkk!

Angeek a dit…

Lo que es R. Martin no es perversión.
Perversión es lo que te hicieron en la academia de idiomas...jajaja.
También conozco sobre perversos polimorfos...jajaja.