vendredi, juillet 09, 2010

Desmemoriado

La anécdota de hoy de Jess me recordó que hace cuatro años (u ocho, ya no recuerdo) estaba yo en un hotel (no me pregunten cuál, no me acuerdo tampoco) viendo un Mundial de futbol (menos recuerdo si fue el de Alemania o el anterior) y cogiendo (ahí sí creo recordar con quién. Y eso porque me tomé video).

Digo si nos van a filmar en los hoteles de paso y luego a vender esos mismos videos en los puestos piratas, pues ¿cuál es el pex de videograbarse uno mismo?

Tal vez no tengan idea de todos los errores que comete uno, de técnica, de seguridad, de tener la falsa idea que han transcurrido horas y solamente van quince minutos, etc. a menos de tener una videograbación a la mano.

¿Dónde quedó la dichosa grabación? no me acuerdo, jaja.

Luego por qué hay tanto divorcio.

2 commentaires:

Simbad de la Porra a dit…

ah chinga!!

me graban??

jess a dit…

Jajajaja yo por eso nunca me quedo con fotos, videos ni nada.

Lo malo pues, es que como no estoy casada, aunque tuviera todo eso, pues no pasa nada.

Puro acto narcicista sería.

Besos virtuales!
Muuuuuuuaaaaaaccccccckkkkkkk!!!