mardi, février 09, 2010

A propósito de mercachifles, mercenarios y sátrapas

Ohhh, pues es que luego me acusan con Blogger, que a nuestros ilustres y preclaros gobernantes los llamo por su nombre: bola de nahuales, corruptos, chinches huleros.

OK, a popósito de ello me encuentro este chiste:

“Los políticos son como los pañales, se deben de cambiar seguido, y por las mismas razones”.

Y este otro:

El presidente Felipe Calderón de visita por Suiza, se reúne con el Presidente de ese país. El Presidente de México le presenta (a) sus Secretarios de Educación, de Salud, Desarrollo Social, Economía y así sigue.

Llega el turno del presidente de Suiza que comienza las presentaciones: el Ministro de Economía, el Ministro de Justicia, el Ministro de Marina...

Ahí Felipe Calderón se empieza a reír y dice: Disculpe Presidente pero ¿para qué tienen un Ministro de marina si no tienen mar?

El presidente de Suiza le contesta: Cuando su excelencia me presentó a sus Secretarios de Salud, Educación, Desarrollo Social, Economía, ......yo no me reí!..

Jajajajaja

Obviamente no son míos. Todo el que me conoce sabe que soy bien risueño y no necesito de chistes para reír.

Por las dudas pongo el link de donde fueron tomados prestados los chistes:


3 commentaires:

W a dit…

Jajajaja


Sí que eres risueño Pescadito!!!!

:)

Yo también!!!

Amorphis a dit…

ja ja, ambos geniales, simplemente geniales.

Saludos

jess a dit…

Jajajaja México tiene para dar y regalar chistes....

De reírse a hacer bilis... me voy por la primera. :P

Besos virtuales!
Muuuuaaaaacccccckkkkkkk!